La Última Pluma del Cuervo
escudo
la ultima pluma del cuervo
 
 
 
Noticias Reglamento Magos Hechizos Foro Mapa de Mul-Sabbut
Altas Enciclopedia Clanes Objetos Señoríos Cuervos de Leyenda


 
      Recordar Contraseña  

Geran

El primogenito

Clan: Elegidos de Aldur
Objetos:
Cuchara de palo Tenedor de palo Vara menor de Nigromante Amuleto de la Reina de Darkia Lanza Arcana Escudo de Dragón Cetro D'aerthe
Báculo de la Cripta del Renacer
Señoríos Gobernados


Historia:

Soy el primogénito de Belgarion, heredero a los tronos de Riva y Tolnedra, y aquel del que se espera el arrojo y valor del que antaño hizo gala mi progenitor.



Pertenezco a una larga saga de hechiceros discípulos de Aldur. Mi padre fue el hechicero que derrotó a Torak, un dios oscuro cuyas ansias de poder le llevaron a robar el Orbe de Aldur y a iniciar una guerra contra el resto de dioses para dominar el mundo.



Mi madre, Ce’nedra, es la princesa imperial de Tolnedra y reina de Riva. A los 15 años escapó intentando esquivar las responsabilidades exigidas por los acuerdos Von Mimbre, que le obligaban a ser enviada a Riva. El destino confluyó para que mis progenitores se encontraran, pues la búsqueda del Orbe y la derrota de Torak hubiesen sido imposibles sin la unión de ambos.



Con el Orbe de Aldur en nuestra posesión, he sido llamado a las tierras donde mis ancestros lucharon en otro tiempo. Todos en la familia parecen ansiosos por comenzar con la aventura, confiados en el hecho de que se alzarán vencedores como lo han hecho siempre de todas las misiones que acometieron. Yo no conocí al malvado dios Torak, pero sí sufrí en mis carnes la maldad de la Niña de las Tinieblas, la cual me mantuvo retenido cuando no era más que un crío, y quizás eso me hace ser más prudente que ellos, pero yo no voy tan confiado a la batalla. Dicen las lenguas ávidas de chismorreo que en eso salí a mi abuelo Riva Puño de Hierro, ya que pese a ser un guerrero de arrojo legendario, jamás se lanzó a la pelea sin meditar antes las posibilidades de evitarla.



Y aunque espero poder trabajar duro y ganarme el tratamiento de Bel como servidor de Aldur, quisiera poder tener un poco más de seso y sangre fría que mi familia paterna mágica, pues hasta el gran Belgarath pierde la compostura cuando se emociona con la posibilidad de afrontar un nuevo reto o cuando gasta bromas pesadas. A veces hasta creo que chochea, sobre todo cuando lo veo recibir reprimendas de la tía Pol cual niño que ha robado un pastel, agachando la cabeza hasta que su larga barba casi le toca los pies. Definitivamente, si algún día por fin me convierto en Belgeran espero ser reconocido por mi ingenio y astucia, lo que estoy convencido salva más la vida que la fuerza y el acero.



Hoy los discípulos de Aldur vuelven a Mul-sabbut. Acompañado de mi familia parto a la aventura. Mi padre con la determinación en su mirada y el Orbe de Aldur coronando la empuñadura de su espada. Mi madre junto a él, negándose a abandonarlo por si necesita que alguien lo frene. Mi bisabuelo Belgarath con los nudillos blancos de aferrar con fuerza su cayado, signo inequívoco de su ansia por iniciar la batalla. Mi tía Pol y mi hermana Beldaran, ambas con sus mechones blancos de hechiceras inmóviles mientras el resto de sus cabellos ondea al viento, la una tranquila hasta el punto de parecer fastidiada por tener que partir y la otra ávida de demostrar su valía y ansiosa por escapar del férreo control familiar. ¿Quién será el próximo en unirse a nosotros para librar esta guerra?


Raza: Humano
Magia: Magia del Dragón sin Nombre
Rango: Neófito
   
Historial:  

Sin Historial en los torneos de la Era Isthälum