La Última Pluma del Cuervo
escudo
la ultima pluma del cuervo
 
 
 
Noticias Reglamento Magos Hechizos Foro Mapa de Mul-Sabbut
Altas Enciclopedia Clanes Objetos Señoríos Cuervos de Leyenda


 
      Recordar Contraseña  

Beldin

El jorobado

Clan: Elegidos de Aldur
Objetos:
Cuchara de palo Medallón del Conspirador Vara menor de Nigromante Yelmo del Poder Antiguo Armadura Negra Amuleto de la Reina de Darkia Sello Oscuro
Garra del Pecado Escudo de Dragón Cota del Rey de Darkia Cetro D'aerthe Botas del Destierro Báculo de la Cripta del Renacer Anillo de Defensa Luminosa
Señoríos Gobernados


Historia:

¿Qué miras? ¿Te has quedado bizco hijo de mil padres?

Malditos mocosos, descarados, malolientes, andrajosos, piojosos, carentes de educación. No se mira fijamente a nadie, ¡maleducados! ¡Corred malditos, ya os pillaré cuando tenga tiempo!

¿Acaso no sabéis quién soy?

¡Soy el poderoso Beldín! ¡Y ninguna de mis deformidades os da derecho a mirarme con ese desprecio, hacedlo nuevamente y os convertiré en sapos de cloaca!

Solamente Polgara tiene derecho a intentar criticarme, pero no posee la sabiduría necesaria. De hecho, creo que debería tratar de encontrarla y dedicarle algunas lindezas bien elaboradas, siempre y cuando no aparezca esa molesta mocosa de Ce’Nedra. Polgara es, Polgara es diferente. Me conoce, conoce mis debilidades, conoce aquello que me molesta y lo utiliza con su aguda elocuencia. Y mis replicas no son menos mordaces, pues el mismo conocimiento tiene ella de mí que yo de ella. Sí, es cierto, hacemos una extraña pareja, pero no somos pareja, que quede claro. Antes me daría una ducha, no, no, no, era broma.

Aunque probablemente, en lugar de ir a buscarla, debería practicar algunos hechizos. Sí, ya sé que soy el mejor hechicero desde que me convertí en discípulo de Aldur y no necesito practicar. O quizás debería olvidarme de todo y salir a volar, hace días que no me transformo en un halcón y recorro esos enormes cielos azules, azules, sí, como las alas de mi halcón, el que has visto en tantas ocasiones. Que ¿dónde encontré tal animal?, ¡no existía!, fue una creación mía, digna de mi ingenio y de mi buen gusto, además no había ningún animal en el que mereciera la pena transformarse. Es mejor crear algo hermoso que plagiar algo existente.

¿Qué me debería asear un poco? ¡Ja! Antes dejo la magia que meter los pies en el agua. Si no te gusta mi aspecto ya sabes donde puedes irte, sí, por supuesto al mismísimo infierno.

Sí, siempre he sido así, incluso cuando no era un hechicero y me conocían simplemente como Din ya tenía este carácter. Sí, creo que no me he aseado desde esa época y aquellos que lo intentaron, bueno, mejor no hablar.

Yo creo que lo mejor será que vuelva a mi torre, la más hermosa de todo el valle de Aldur, un valle que por lo que veo se ha convertido en una apestosa cloaca donde se permite vivir a cualquiera. Qué tiempos aquellos en que la casa de los Elegidos de Aldur dominaba toda esta región.

Está claro que habrá que poner orden, por las buenas o por las malas. Hace tiempo que no se ve alguien de mi talla por aquí. Sí, estaba tratando de ser sarcástico.

Me estás molestando mucho maldito engendro sin apellido. Estas tierras fueron nuestras y volverán a serlo, me da igual si hay que hacerse con esa pluma de papagayo o lo que sea, si hay que desplumar al bicho para obtenerla, lo desplumaremos.

¿Qué trofeo ni qué demonios? Engendro bastardo de miles de Angaraks. Si es una pluma es una pluma, si es un objeto es un objeto, deberías tener claras las cosas. Me temo que no sólo se ha llenado de pordioseros si no de incultos que no saben distinguir una roca de una oveja.

¡Mul-Sabbut! He regresado.


Raza: Enano
Magia: Corriente Mágica de las Sombras Eternas
Rango: Neófito
   
Historial:  

Sin Historial en los torneos de la Era Isthälum