La Última Pluma del Cuervo
escudo
la ultima pluma del cuervo
 
 
 
Noticias Reglamento Magos Hechizos Foro Mapa de Mul-Sabbut
Altas Enciclopedia Clanes Objetos Señoríos Cuervos de Leyenda


 
      Recordar Contraseña  

Enciclopedia de Mul-Sabbut

Razas

Categorías
General
Clanes
Hechizos
Lugares
Magos
Objetos
Razas

Últimas definiciones
1. Draenai  
2. Skavens  
3. Vampiros  
4. Humanos  
5. Enanos  
6. Medianos  
7. Gnomos  
8. Elfos  
9. Semielfos  
10. Elfos Oscuros  
A B C D E F G H I J K L M N
Ñ O P Q R S T U V W X Y Z #

 

Buscar





Los menos leídos (razas)
1. Orcos
2. Trasgos
3. Kobolds
4. Dopplegangers
5. Snotlings
6. Trolls
7. Sith
8. Semiorcos
9. Centauros
10. Ogros


Trolls por Biblios
17/09/2006 20:50:59

Los trolls son gigantes de negra sangre, enormes y fuertes pero también bastante estúpidas, que se caracterizan por su sorprendente capacidad de adaptación y regeneración.
Físicamente son engendros bastante desagradable. Doblan en estatura y corpulencia a los hombres más grandes y tienen una piel gris y ligeramente escamosa, una armadura dura y resistente como la roca. Su piel tiene, además, unas propiedades muy especiales que les permite regenerarse rápidamente, incluso cuando caen moribundos. Su algún miembro de su cuerpo es amputado durante un combate éste sigue la lucha por su lado, y al final de la batalla se une de nuevo al tronco para regenerarse. Solamente el ácido y el fuego pueden provocar heridas permanentes, así como la magia. El fuego es el segundo mejor aliado de un luchador contra un troll; y la propia estupidez del troll, el primero.
Sus ojos son oscuros y hundidos, profundos y vacíos. Los trolls caminan erguidos pero ligeramente inclinados. Su forma es achaparrada y encorvada, con las piernas zambas y gruesas. Además de su enorme fuerza, los trolls tienen un desarrollado sentido del olfato. Las hembras son más fuertes, de mayor tamaño y más listas que los machos, cosa que no es muy difícil, puesto que un troll tiene una inteligencia bastante escasa.
En la brujería que les dio origen hubo un fallo fatal: el sortilegio de su creación se realizó en la oscuridad y, si la luz caía sobre ellos, era como si el sortilegio se rompiera y sus entidades malignas y sin alma eran aplastadas. Si se exponen durante unos minutos a luz solar se transforman en piedra muerta.
Los Trolls son temidos por su ferocidad innata y su apetito indiscriminado (sus jugos gástricos de Troll son apreciados por los alquimistas como la sustancia más corrosiva conocida en Mul Sabbut) y son enemigos nada despreciables, puesto que nunca tiene miedo. Este hecho es comprensible si se tiene en cuenta la asombrosa capacidad de regeneración que poseen y la escasa inteligencia. Matan por placer, y sin razón aparente.
Estos seres viven en grupos pequeños, con un líder que suele ser una hembra. Este liderazgo se determina mediante numerosas luchas. El troll que no gana el combate suele ser amputado de alguna parte de su cuerpo, a modo de castigo.
La estupidez de los trolls es tan grande que muchos no pueden ni siquiera aprender a hablar. No se conoce ningún troll que haya desarrollado habilidades mágicas de ningún tipo.