La Última Pluma del Cuervo
escudo
la ultima pluma del cuervo
 
 
 
Noticias Reglamento Magos Hechizos Foro Mapa de Mul-Sabbut
Altas Enciclopedia Clanes Objetos Señoríos Cuervos de Leyenda


 
      Recordar Contraseña  

Enciclopedia de Mul-Sabbut

Razas

Categorías
General
Clanes
Hechizos
Lugares
Magos
Objetos
Razas

Últimas definiciones
1. Draenai  
2. Skavens  
3. Vampiros  
4. Humanos  
5. Enanos  
6. Medianos  
7. Gnomos  
8. Elfos  
9. Semielfos  
10. Elfos Oscuros  
A B C D E F G H I J K L M N
Ñ O P Q R S T U V W X Y Z #

 

Buscar





Los menos leídos (razas)
1. Trasgos
2. Orcos
3. Kobolds
4. Dopplegangers
5. Snotlings
6. Trolls
7. Semiorcos
8. Centauros
9. Duendes
10. Ogros


Ogros por Biblios
17/09/2006 20:49:27

Los ogros son enormes humanoides, brutos salvajes y sedientos de sangre.
La leyenda cuenta que, al principio de los tiempos, eran seres de una gran belleza, criaturas graciosas y atractivas y que el mal que en ellos anidaba corrompió primero sus almas y luego sus cuerpos, transformándolos en lo que ahora son.
Los ogros son temidos y despreciados por todas las razas inteligentes. Son más altos que la mayoría de los humanoides (sobre los tres metros de altura), con cuerpos recios y sólidamente musculosos, de aspecto tosco y desagradable. Tienen grandes cabezas con narices chatas, orejas puntiagudas y altas frentes. Un reborde óseo cubre sus ojos como cuentas, de color gris mate o rojo sangre. Largo y grasiento pelo de color muy oscuro crece de su cuero cabelludo lleno de piojos y cuelga sobre sus hombros en enmarañados mechones. Su piel seca, cuyo color va del marrón oscuro al amarillo anaranjado, está encostrada con asquerosas escaras y suciedad, y a menudo cubierta de peludas verrugas. Los ogros tienen hileras de afilados dientes marrones, recubiertos de una placa de roña. Negras garras crecen de los dedos de sus manos y pies. Las hembras se parecen a los machos, aunque son más bajas y menos musculosas (los ogros consideran a las hembras como inferiores en todos los aspectos, útiles sólo para trabajos serviles y para dar a luz hijos). Su olor fétido es perceptible a bastante distancia.
Los ogros viven en tribus y se adaptan bien a cualquier clima, por lo que se les puede encontrar en montañas, llanuras y climas cálidos. Las tribus de ogros levantan sus hogares en las más lúgubres tierras, donde la hierba está marchita y marrón, la tierra cuarteada y polvorienta, y las aguas sucias y estancadas.
Son seres muy avariciosos, por lo que siempre están a la caza y captura de presas para mantenerlos como prisioneros y robarles todas sus pertenencias. Los prisioneros de los ogros suelen ser usados como esclavos o como alimento. Pocas criaturas son tan violentas y crueles como los ogros. Con su baja inteligencia y exaltado temperamento, asesinato, vandalismo y abuso son lugar común en sus sociedades. Codiciosos y avarientos, a los ogros les encanta el tesoro casi tanto como el derramar sangre. Un ogro vive de emboscadas, incursiones y pillajes. Su inteligencia no es demasiado elevada, por lo que no se puede esperar que usen muchas tácticas de combate. Un ogro es demasiado torpe para utilizar tácticas complejas y usa sólo su fuerza bruta. Tan intensa es su violencia, que los ogros deben ser contenidos de seguir golpeando a sus oponentes mucho rato después de que los hayan muerto. Los forasteros son atacados sin piedad, incluidos los miembros de otras tribus de ogros. Un ogro golpeará a menudo a un forastero para lograr su sumisión antes que perder el tiempo hablando con él.
La violencia no sólo es la respuesta común a la mayoría de problemas, sino que son perfectamente capaces de luchar hasta la muerte a causa de los conflictos más triviales.
Todas las razas inteligentes se apartan de su camino para eludir a los ogros. Sin embargo, las razas malvadas emplean ocasionalmente ogros en sus ejércitos. Los ogros son demasiado estúpidos y de poca confianza para encargarles misiones complicadas, pero aceptan de buen grado todo tipo de tareas peligrosas y desagradables si el precio es correcto.
Muchos ogros son poseedores de una magia innata y la mayoría de ogros pueden lanzar sencillos hechizos sin dificultad. Aquellos más capacitados se convierten en chamanes de la tribu, incluso en hechiceros, y pueden lanzar conjuros habitualmente vinculados a la oscuridad, a la necromancia o al mal.