La Última Pluma del Cuervo
escudo
la ultima pluma del cuervo
 
 
 
Noticias Reglamento Magos Hechizos Foro Mapa de Mul-Sabbut
Altas Enciclopedia Clanes Objetos Señoríos Cuervos de Leyenda


 
      Recordar Contraseña  

Enciclopedia de Mul-Sabbut

General

Categorías
General
Clanes
Hechizos
Lugares
Magos
Objetos
Razas

Últimas definiciones
1. Inmortalis est anima  
2. Malefici Tenebrae  
3. Los rechazados  
4. INMORTALES SUPREMOS  
5. La Tribu de Ixaan  
6. El Círculo de los Doce  
7. Escudo Fantasmal  
8. Llamarada infernal  
9. Garras de Halcón  
10. Huestes del Señor del Mal  
11. Iktahre  
12. Arco de Iktahre  
13. Ekarin  
14. Uldbaern  
15. Sucuvhos  
A B C D E F G H I J K L M N
Ñ O P Q R S T U V W X Y Z #

 

Buscar





Los menos leídos
1. Inmortalis est anima
2. Malefici Tenebrae
3. Los rechazados
4. La Tribu de Ixaan
5. INMORTALES SUPREMOS
6. El Círculo de los Doce
7. Llamarada infernal
8. Garras de Halcón
9. Escudo Fantasmal
10. Iktahre
11. Thudul Idun
12. Ithril Zaileth
13. Sarto
14. Zetainex
15. Parálisis arácnida


Zetainex por Biblios
09/04/2015 15:49:18

Soy Zetainex, también conocido como "Zynx" o "Zetainex el de las tierras oscuras", de donde vengo hay paz y prosperidad, pero mis deseos de venganza por la muerte de mi esposa me llevaron a emprender la búsqueda de la magia, lo desconocido y lo oculto. Todos mis enemigos saben que la muerte si me ha de llegar será aceptada, pero nunca buscada.

Mi vida se desarrolló, prácticamente en su totalidad, dentro de los límites septentrionales de Mul-Sabbut, mis primeros años los pasé en una granja de Nébula, mi hogar.

Cuando crecí fui a buscar fortuna a las minas de Expiación, donde encontré un trabajo bien pagado. Junto con el dinero llegó también una mujer.

Al iniciar nuestra relación ella quedó encinta y pronto nacería mi primer hijo, mis deseos de que fuera un varón me atormentaban día y noche.

Faltaban tan solo dos lunas para el alumbramiento cuando los Señores de la Guerra, herederos de estas tierras volvieron y saquearon todo a su paso, al regresar de las minas encontré mi casa derruida y a mi mujer, con nuestro hijo nonato en su vientre, brutalmente asesinada.

La ira se apoderó de mí y en aquél mismo instante decidí abandonar las tierras de Doragón para emprender un viaje, movido por la sed de venganza y el odio, a lo largo y ancho de Mul-Sabbut.
Mis primeros pasos en la magia de sangre me llevaron hasta lo más profundo de Mul-Sabbut, el inicio de mi travesía se sitúa más allá del Mar de los Hielos Eternos, de una isla llamada Nébula, en Doragón.

A partir de aquél día extrañas pesadillas se apoderaban de mí, me despertaba aturdido en medio de la noche empapado en sudor, mis oidos zumbaban y en ocasiones tenía marcas de arañazos por todo el cuerpo.

Fue así, en ese sufrimiento atroz, como llegué hasta Costa Efela, un lugar indómito donde el Dragón sin Nombre ejercía su absoluto poder y donde la magia negra significaba el pan de cada día.

Allí escuché por primera vez hablar de La Pluma del Cuervo, fue de esta manera que me encontré a mí mismo en su búsqueda, participé en el V Torneo para conseguirla, pero perecí en el intento, la magia que había aprendido hasta entonces no me permitió doblegar a los experimentados magos que participaban en la batalla.

Las pesadillas no cesaron ni una sola noche, cuando terminó el V Torneo volvieron a mí, debía hacer algo para apartarme de ese tormento.

Mi mujer y mi hijo nonato estaban muertos y la Pluma del Cuervo era la única forma de devolverlos a la vida, debía conseguirla a toda costa, pero estaba claro que mis dotes mágicas debían mejorar.

Me embarqué entonces durante largo tiempo en la búsqueda de la magia más poderosa de todas, esta magia consistía en el desdoblamiento, en la transmutación, estaba logrando canalizar mis pesadillas y tormentos para transformar mi cuerpo y mi mente.

Una noche, después de haber estado recitando extraños conjuros en una lengua antigua me dispuse a dormir, a media noche un palpitar en mi pecho me advirtió de una sombra que me acechaba en la oscuridad del bosque. Me levanté precipitadamente y algo en mi interior se transformó, el miedo que sentí consiguió que todo mi cuerpo cambiara de forma, adoptando la cara y el físico de mi agresor. Cuando se acercó para atacarme pude advertir que se trataba de un bandido, él fue mi primera víctima. Absobí su energía vital y me alimenté así de su mente y su alma, desde entonces nadie más vio mi verdadero rostro, incluso en ocasiones, ni yo mismo soy capaz de recordarlo.

Fue así como por primera vez me había transformado en Doppleganger. Me dediqué a cambiar de cuerpo. Absorbí las almas de la gente que aborrecía, y una vez controlado mi poder para cambiar de forma me decidí a volver a intentarlo, esta vez sería en el X Torneo, pero todo iba a ser distinto. Esta vez la pluma iba a ser mía.

- Raza: Doppleganger

- Posee y gobierna los Señoríos de:

> Thimirut

- Ver Ficha actual del Mago