La Última Pluma del Cuervo
escudo
la ultima pluma del cuervo
 
 
 
Noticias Reglamento Magos Hechizos Foro Mapa de Mul-Sabbut
Altas Enciclopedia Clanes Objetos Señoríos Cuervos de Leyenda


 
      Recordar Contraseña  

Enciclopedia de Mul-Sabbut

General

Categorías
General
Clanes
Hechizos
Lugares
Magos
Objetos
Razas

Últimas definiciones
1. Inmortalis est anima  
2. Malefici Tenebrae  
3. Los rechazados  
4. INMORTALES SUPREMOS  
5. La Tribu de Ixaan  
6. El Círculo de los Doce  
7. Escudo Fantasmal  
8. Llamarada infernal  
9. Garras de Halcón  
10. Huestes del Señor del Mal  
11. Iktahre  
12. Arco de Iktahre  
13. Ekarin  
14. Uldbaern  
15. Sucuvhos  
A B C D E F G H I J K L M N
Ñ O P Q R S T U V W X Y Z #

 

Buscar





Los menos leídos
1. Inmortalis est anima
2. Malefici Tenebrae
3. Los rechazados
4. La Tribu de Ixaan
5. INMORTALES SUPREMOS
6. El Círculo de los Doce
7. Llamarada infernal
8. Garras de Halcón
9. Escudo Fantasmal
10. Iktahre
11. Thudul Idun
12. Ithril Zaileth
13. Sarto
14. Parálisis arácnida
15. Zerebos


Adoradores De Los Dos Soles por Biblios
04/10/2010 23:20:22

Hace tiempo, demasiado para que sea recordado, no había un solo astro que alumbrase el mundo. El cielo era recorrido por el sol que conocemos hoy y también por otro igual, del que ya nadie recuerda su existencia ni su nombre excepto un grupo de magos que mantienen vivo el recuerdo del sol desaparecido y su historia… Todos ellos se han criado desde niños escuchando a sus predecesores lo terrible que fue la lucha por el poder y las terribles consecuencias que tuvo. Distintas fuerzas querían gobernar sobre todos los demás, no importaba como se consiguiese mientras el poder fuera para ellos. Una de estas fuerzas estaba compuesta por un grupo de poderosos magos, uno de ellos, joven sin experiencia pero muy imaginativo, se le ocurrió usar el poder que emanaba de Bas, el más poderoso de ambos astros, pensando que con todo el poder que poseía sería mucho más fácil prevalecer sobre los demás. Pero el joven no pensó en las consecuencias, y sus compañeros tampoco. Durante meses buscaron la forma de obtener todo el poder posible de Bas, y mediante un sinfín de hechizos fallidos, y otros que no lo fueron tanto, consiguieron su propósito: podían usar el poder del astro a su antojo, lo dominaban, eran capaces de guardarlo en pequeños saquitos y transportarlo, o de soltarlo todo de golpe. Y eso fue lo que hicieron. Sabían que necesitarían poder, mucho poder, por lo que decidieron dejar la conexión abierta para que el poder fuese fluyendo constantemente, y no les desgastaría porque ese poder les recorrería. Pero la lucha fue más dura incluso de lo que pensaron, necesitaron más poder y no tenían aun la capacidad necesaria para dominar tanto a la vez. El astro dejó de ser un ente físico, era sólo poder, y como poder no podía mantenerse por sí mismo y cada parte de ese poder fue a parar al interior de uno de los magos. Pero los magos no son inmortales, y ese poder no les concedió tal don, si no al contrario, ya que el poder sólo dificultaba la vida del que lo poseía, impidiéndole desde tener descendencia a tocar sin ningún peligro a un animal, ya que su poder puede calmarlo, alterarlo, hacer que hable o matarlo, y ellos no eran capaces de controlarlo totalmente. Así que cuando ellos vieran que sus vidas iban a concluir tenían que pasar el poder a otro elegido por ellos, ya que si no el poder iría a parar al primer ser vivo que encontrase. Al no poder tener descendencia propia los magos elegidos para recibir el poder eran acogidos en el grupo de los magos desde que nacían y eran educados por ellos. Pronto se llegó a la conclusión de que era necesario devolverle a ese poder su existencia como astro, ya que no sólo afectaba a ellos, si no que la vida en la tierra cambió, se apago gran parte de la luz y del poder que hacía que todo funcionase bien, y aunque la tierra poco a poco se adapto a la nueva situación y fue olvidando la historia los magos que recibían el poder no lo hicieron. Y así nacieron los adoradores de los dos soles, un clan que tiene muy claro su objetivo: conseguir el suficiente control y capacidad para poder controlar ese poder y conseguir que los dos soles vuelvan a brillar juntos.